La hostelería el viernes a mediodía

Viernes mediodía en la taberna de Ramón. IV

La hostelería el viernes a mediodía.

Conforme se va acercando las  dos de la tarde del viernes, la hostelería comparte con sus clientes la alegría del fin de semana. Las barras de los bares comienzan a llenarse de clientes, que entre risas comparten los planes a realizar y las anécdotas ocurridas durante la semana.

Esta alegría se contagia al personal de la taberna de Ramón, siempre camarerosde lo más correcta con la clientela, pero que en estas ocasiones suele permitirse algunos guiños de confianza con los clientes, siempre con el respeto que se merecen. La hostelería el viernes a mediodía es un foco de risas.

 

Ramón disfruta observando a sus clientes, mientras rien disfrutando de sus cervezas y vinos acompañados por sus especialidades, que los mediodías de los viernes se alargantapas mas de lo habitual.

Ramón conocedor de este fenómeno semanal, suele estar mas dicharachero y bromista con los clientes que el resto de la semana.

-Su copa de mosto, D. Rafael, que va a ser de aperitivo?

- Mira Ramón al entrar he visto a una pareja tomando carne con tomate, que me ha pegao un salto el estómago.

- Marchando una tapita del día

D. Rafael se contagiaba de la alegría del viernes a mediodía, aunque tanto el como sus contertulios, echaban de menos que Ramón no pudiera dedicarles la misma atención queimages el resto de la semana. Pero esa euforia contagiosa la disfrutaban con bromas una charla animada y el buen aperitivo de la taberna de Ramón.

Conforme avanzaba la tarde, la taberna recuperaba la tranquilidad y Ramón como casi todas la tardes de viernes, aprovechaba para compartir un rato con nosotros.

-         bueno, creo que me he ganado un vasito de buen tinto y un ratito de charla. Los clientes han dado buena cuenta de los calamares fritos, los filetitos de merluza, los pimientos rellenos y de casi todo lo demás.

-         Da gusto ver la alegria del personal cuando llega el fin de semana. Que sería de nosotros si no existiera la hostelería, tras una semana de duro trabajo.

-         Pues que tendría muy poco sentido el matarse a trabaja.

Todos asienten y se rien. Llega la hora del café y la copita de licor de guindas, para comenzar nuestra tertulia.

-         y ahora el fin de semana, clientes diferentes, familias y amigos de otros barrios. Hay que  preparar las cosas un poquito diferentes para que se cumplan sus deseos.

-         Vaya Ramón, que complicada es esto de la hostelería.

-         No D. Rafael. Esto es vocación. Ver salir un cliente satisfecho y verlo volver, no tiene precio.

Compartimos nuestro rato de charla con Ramón y nos despedimos hasta el lunes, aunque nos quedó en mente el sorprenderlo cualquier fin de semana, para ver como era ese reciclaje de este gran profesional de la hostelería.

¿Crees que la hostelería te alegra el final de la semana de trabajo?

¿Como imaginas terminar tu semana de trabajo sin la hostelería?

Esperamos tus comentarios.

 

Déjanos tu opinión

Ignacio CalvoFoto mia blog

www.elmercadohostelero.com

www.facebook.com/elmercadohostelero

Twitter  @todohosteleria

 

Si disfrutaste este post, asegúrate de suscribir mi RSS feed!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>