4 COSAS a tener en cuenta, para el éxito de nuestro negocio.

Hay tantas cosas que “sabemos” y “tenemos”   presente para agradar y para no desagradar al cliente, que  recordarlas casi nos parece un insulto a la inteligencia del que nos lee, pero no creo que pase nada por recordarlo. No garantiza el éxito, pero no cuidarlas nos lleva al fracaso.Desde www.elmercadohostelero.com , queremos destacar:

1.- PRIMERA IMPRESIÓN.

El hecho de entrar en un local, es apostar por él. Pero… hay detalles que percibimos, incluso sin prestar atención. Amabilidad, limpieza, olores, colores, ofertas a la vista, iluminación, ruidoimages todos estos detalles tienen una influencia negativa o positiva en nuestro estado de ánimo y que se traduce en consumo y en la fidelidad futura hacia el establecimiento en el que nos encontramos. Cuidarlos al máximo es fundamental.

 

2.- COMODIDAD.

El disponer de un espacio mínimo de movimientos, un mobiliario agradable y cómodo, unas buenas condiciones acústicas, son cosas que influyen en el tiempo de estancia que permaneceremos en un local. Ya depende de la estrategia del propietario. Hay quien decide que quiere mucha rotación de los clientes y busca precisamente su incomodidad y quien persigue que se alargue su estancia, pues su oferta así lo demanda. Tu decides.

3.- ACCESIBILIDAD. 

El  acceder fácilmente a los diferentes servicios que ofrecemos, eleva el consumo. Cuantas veces tenemos que “pelearnos” desde la segunda fila en la barra de un bar con otros clientes para que nos atiendan, al ser esta de un tamaño muy limitado, incluso disponiendo el local de espacio suficiente? images

 

 

 

Acceder fácilmente a los diferentes servicios que ofrecemos y que esperamos utilicen nuestros clientes, es fundamental.

 

4.- DE VITAL IMPORTÁNCIA.

Un momento clave para la satisfacción de nuestro cliente y que condiciona la percepción que se lleva sobre la atención recibida, es el espacio de tiempo  transcurrido desde el momento que pronuncia la frase “la cuenta, por favor” y se la presentamos.images En el momento que el cliente nos pide la cuenta, se le activa el deseo de marcharse. El demorarnos en llevársela produce incomodidad, independientemente que tenga prisa o no. Sin embargo, el presentarle rápidamente la cuenta, muchas veces lo motiva a solicitar una nueva consumición. ¿no te ha pasado?

¿Qué detalle importante, hemos olvidado?

¿Crees que alguna de estas cosas, no es realmente importante?

También te puede interesar 3 claves para fidelizar al cliente. ¿Por qué no reaccionamos igual cuando nos dan los “buenos días”?

Esperamos tus comentarios.

Ignacio Calvo

www.elmercadohostelero.com

www.facebook.com/elmercadohostelero

Twitter  @todohosteleria

Si disfrutaste este post, asegúrate de suscribir mi RSS feed!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>